Ofrecer una misa perpetua

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Enviar por correo Imprimir
Misa perpetua a Montligeon
Misa perpetua a Montligeon

El Santuario de Nuestra Señora de Montligeon es el Centro Mundial de Oración por los difuntos y de la esperanza cristiana. Desde 1884 rezamos allí especialmente por los difuntos recomendados para la oración del Santuario. Allí se celebra la Misa todos los días. Es Misa Perpetua.

Oración por los difuntos y Misa Perpetua

La celebración de la Misa está en el corazón del trabajo de Montligeon. Desde 1884 rezamos allí especialmente por todos los difuntos recomendados para la oración del Santuario: es la Fraternidad de Montligeon. Incluso hoy en día, todos son libres de inscribirse o solicitar la inscripción en la Fraternidad de un ser querido viviente o fallecido.

Únase al trabajo de oración de Montligeon y experimente el hermoso misterio de la comunión con nuestros difuntos, más allá de la muerte.

“Haced esto en memoria mía” (Lc 22, 19)

¿Cuál es la diferencia entre una intención y una inscripción para la Misa Perpetua de la Fraternidad de Nuestra Señora de Montligeon?

La intención de Misa

Podemos solicitar una Misa para una persona, para un evento, una causa o para agradecer.

Para un viviente o fallecido, para usted mismo, para pedir o dar gracias a Dios, para una ocasión especial (aniversario de nacimiento, matrimonio, muerte …), para apoyar a un ser querido en dificultad o sufrimiento, o para una intención más general. concerniente a la Iglesia o al mundo, por ejemplo.

Inscripción a la Misa Perpetua de la Fraternidad de Montligeon

El inscribir a un ser querido viviente o difunto en la Fraternidad Nuestra Señora de Montligeon es personal y definitivo.

Es para permitir que esta persona se beneficie de la Misa Perpetua que se celebra todos los días.

También es para permitirle beneficiarse de las oraciones de más de 30.000 miembros de la Fraternidad en todo el mundo, que están comprometidos a orar por los miembros de la Fraternidad.

Es un don espiritual que perdurará incluso después de su vida terrenal.

“Nada podría agradar más a Dios que la institución de la Misa Perpetua”.

San Pío de Pietrelcina – Padre Pio

Santuario de Nuestra Señora de Montligeon

Rezar por los muertos

«… El pensamiento de orar por los muertos, para que sean liberados de sus pecados, es santo y piadoso. Nuestra oración por ellos no sólo puede ayudarles, sino también hacer eficaz su intercesión por nosotros.»

Catecismo de la Iglesia Católica: n°958 La comunión con los difuntos.

Tocar los corazones, incluso después de la muerte

“La unión de los que aún están en camino, con los hermanos que se han dormido en la paz de Cristo, no conoce la menor intermitencia; al contrario, según la fe constante de la Iglesia, esta unión se ve reforzada por el intercambio de los bienes espirituales.”

Lumen gentium, 49 Concile Vatican II
Suscríbete al newsletter
X
X